- Economía y Mercados, Portada

El 2018 terminó con récord de exportación de langostino, pero con alerta de disminución “significativa” del recurso

La pesca y la exportación de langostinos batieron récords por quinto año consecutivo en 2018,(aunque sigue sin reflejarse en tierra con los trabajadores): las ventas afuera sumarán US$2100 millones, básicamente a la Unión Europea , Rusia , China y los Estados Unidos . La abundancia de langostinos determinó que los pesqueros hicieran dos viajes por marea con carga.

La merluza terminó con alrededor de 600.000 toneladas  y, según los expertos, hay una recuperación de la biomasa a partir del reordenamiento de las vedas y aseguran que el litoral argentino está incluído entre los más importantes del mundo en calidad y extensión.

Según informes oficiales el  2017 fue un buen año para la pesca donde los datos reflejan que la actividad creció 14,3 por ciento interanual y en el 2018 siguió con alzas.

El langostino pasó de exportar US$764 millones, en 2015, a US$1222 millones, en 2017, 61% más; el calamar saltó de US$105 millones a US$257 millones (13% más); la merluza hubssi aumentó 12%, y el resto de las especies, 14%. La Unión Europea, con 36%, es el principal destino de las operaciones, seguida por Asia, con 33%.

Desde la Sub-secretaría de Pesca de Nación , dijeron que el plan de manejo de pesca del langostino se realizó con participación de todos los sectores tomando en cuenta el ciclo de vida anual, la fuerte dependencia ambiental de la especie y la pesca en área de protección de juveniles de merluza “las aperturas y cierres de áreas se hicieron en función del rendimiento del langostino (tamaño) y la relación con la merluza; además, se unificaron las reglas de acceso al caladero entre la Nación y las provincias”expresó el Subsecretario Bosch.

Los puertos de Chubut(Puerto Madryn y Rawson) concentraron alrededor del 70% de las capturas de langostinos durante el 2018; el de Puerto Madryn fue el principal receptor de descarga porque fue el más próximo al área de operaciones de los buques de la flota congeladora, barcos colorados de la flota fresquera de altura y  algunos costeros amarillos de 21 metros de eslora.

Desde la Secretaría de Agroindustria aseguraron que hay buenas noticias para el sector de la pesca porque la semana pasada China anunció la baja de aranceles para productos argentinos y esa reducción alcanza al langostino y al calamar  lo que mejorará la competitividad de la pesca argentina, además  aseveró Etchevehere que están “trabajando en la renovación de la flota de barcos” y que en breve llegará al Congreso una ley que obliga al recambio de embarcaciones

Señales de alerta sobre la biomasa  de langostino disponible

Aunque no todo es optimismo, dado que un informe de científicos del Inidep, que hizo un pormenorizado estudio en noviembre del último año a bordo del buque comercial “Bogavante Segundo” advierte sobre una “baja significativa” en la biomasa y abundancia del marisco disponible para ser pescado respecto a las marcas registradas en la campaña de noviembre 2017.

“Dados los resultados obtenidos en la campaña 2018, es posible que la biomasa de langostino disponible para su captura en la próxima temporada pueda presentar alguna disminución en relación a los últimos años”, informaron Paula Inés Moriondo Danovaro y Juan de la Garza quienes aseguran que la merma detectada podría ser consecuencia del desplazamiento espacio-temporal del período reproductivo, el retraso del proceso de crecimiento, posibles cambios ambientales y también del aumento del esfuerzo pesquero.

“Esto último puede traer aparejado una sobrepesca del reclutamiento, en donde la cantidad de adultos reproductores que sobrevivieron a la pesca no es suficiente para mantener los niveles de biomasa observadas en las temporadas anteriores”,aducen.

También aclaran que estos resultados deberán ser corroborados mediante la campaña proyectada para marzo durante la que  se podrá profundizar sobre las posibles causas de la merma, por lo que,  frente a ciertos niveles de incertidumbre, los científicos sugieren precaución en el manejo.

“De corroborarse la disminución de la biomasa de langostino disponible para su cosecha en la próxima temporada de pesca con la información proveniente de la campaña estival 2019, deberá procederse con suma cautela a los fines de regular los niveles de esfuerzo pesquero con el fin de no comprometer la sustentabilidad de la pesquería”. También el informe asegura que ya en la campaña de marzo de 2018  se había observado una disminución en la presencia de langostino de tallas menores a 31 milímetros de largo de caparazón en machos y de 34 milímetros en hembras en relación al mismo mes de 2017, confirmando el desplazamiento espacio-temporal del período de reproducción y el retraso del proceso de crecimiento”según el Informe del Inidep sobre “Distribución Espacial de la Biomasa y Proceso de Reclutamiento del Langostino en el Golfo San Jorge, Aguas Adyacentes y Litoral Norte de Chubut”.

 

 

Comentarios