- Información general, Portada

Zona Económica Exclusiva: Prefectura y Armada unen esfuerzos y patrullan para combatir la pesca ilegal

Argentina, Canadá y Estados Unidos conforman el selecto grupo de países del continente americano que posee un servicio de guardia costera independiente de la respectiva Marina de Guerra.

Si bien la Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina son instituciones con historia, tradición y personería propias, durante muchos años la fuerza policial dependió de la institución naval de la misma forma en que la Gendarmería Nacional reportaba al Ejercito Argentino.

Con el advenimiento de la democracia y el cada vez más acentuado cambio de paradigma respecto a la separación de las tareas de defensa nacional y seguridad interior, la PNA dejó de revistar bajo la órbita del Ministerio de Defensa y paso a depender de lo que hoy se conoce como Ministerio de Seguridad.

Esta separación administrativa generó entre otras cosas algunas zonas grises fundamentalmente originadas en aspectos relacionados con la búsqueda y rescate en alta mar, el control administrativo del personal de la Marina Mercante y fundamentalmente el patrullado y control del Mar Argentino en lo atinente a la prevención de la pesca ilegal.

El King Air 350 Matrícula PA-22 patrullando la Zona Económica Exclusiva Argentina

Los buques guardacostas de la Prefectura Naval y las unidades navales de la Armada comenzaron a trabajar en forma coordinada alternándose tanto en el patrullado marítimo como así también en las labores que realizan las unidades aéreas de ambas fuerzas durante los sobrevuelos que resultan fundamentales a la hora de determinar con precisión la presencia de pesqueros extranjeros en la zona de interés económico nacional. Retomando, de esta forma, una práctica que se había abandonado desde la década del 80 las fuerzas intercambian personal de modo tal que en la actualidad prefectos integran la dotación de buques de la Armada y viceversa.

La Prefectura Naval Argentina, a través del Servicio de Aviación, cumple múltiples tareas que revisten importancia para el sostenimiento de las funciones asignadas por Ley en los puntos más distantes de su jurisdicción, dentro de la cuales se incluyen: la búsqueda y rescate, evacuaciones sanitarias, el transporte de pasajeros y cargas, la lucha contra incendios, la asistencia a buques en emergencia, detección de derrames de hidrocarburos y mercancías peligrosas, entre otras; y en lo particular, la actividad que nos convoca hoy: la vigilancia del tráfico marítimo, el contralor de actividades ilícitas en la Zona Económica Exclusiva argentina y el patrullaje y control de la pesca en aguas jurisdiccionales.

Toda la operación aérea es apoyada tanto desde tierra firme como por parte de unidades navales de la Prefectura

 

La Prefectura Naval Argentina, en su carácter de Autoridad Marítima Nacional, como Policía Auxiliar Pesquera e integrante del Sistema Integrado de Control de Actividades Pesqueras (SICAP), contribuye con el Plan de Acción Nacional para Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (PAN-INDNR)

Los vuelos de patrullaje y reconocimiento se planifican acorde a directivas del Ministerio de Seguridad de la Nación y emanadas por la Dirección de Operaciones de la Prefectura Naval, que concentra información de diferentes fuentes en un moderno e innovador sistema integral de vigilancia electrónica denominado SISTEMA GUARDACOSTAS, a partir del cual se puede determinar el posicionamiento y seguimiento de la flota pesquera, logrando así un uso racional y eficiente de las unidades aéreas y de superficie. Un factor adicional y primordial es la situación meteorológica, ya que en las latitudes en las que normalmente operamos los vientos son fuertes y la visibilidad no siempre es apta para un adecuado relevamiento. Asimismo de acuerdo al tipo de especie que se este pescando, los vuelos pueden ser nocturnos o diurnos.

Desde El GC-28 Prefecto Derbes se patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina (Prefectura Naval Argentina)

Los patrullajes realizados tanto por unidades aéreas como de superficie se realizan con recursos presupuestarios propios y aquellos provenientes del Fondo Nacional Pesquero (FONAPE), asignados a la Institución por la Autoridad de Aplicación Nacional en materia pesquera. (Subsecretaria de Pesca de la Nación – Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca)

Teniendo en cuenta el escenario operativo previamente definido por el Servicio de Tráfico Marítimo y en especial la distribución geográfica actual de la flota y los buques considerados “de interés”, el relevamiento de los buques pesqueros comienza desde el momento en que despega la aeronave, dado que posee un sistema de identificación automática de embarcaciones el que, junto al radar de vigilancia marítima, permite identificar a todas las embarcaciones que se encuentren dentro de su alcance. Por ello, antes de arribar al límite de la ZEEA ya se dispone de la situación y disposición en la que se encuentra la flota de buques pesqueros y se verifica si la misma se encuentra dentro o fuera del límite. El vuelo se extiende más allá del límite de las 200 Millas Náuticas, siendo este espacio donde habitualmente opera la flota extranjera dedicada a la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, permitiendo de esta manera relevar a todos los buques y en particular a los de apoyo logístico, quienes constituyen el sostén de las operaciones de pesca.

Desde El GC-28 Prefecto Derbes se patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina (Prefectura Naval Argentina)

El sistema integrado de misión concentra la información que reciben los sensores de a bordo y los datos que recopila son: la posición geográfica del buque por medio de un moderno radar marítimo, además de los datos filiatorios de la embarcación, siempre y cuando este colabore activando el sistema de posicionamiento de identificación automática (AIS). Debe destacarse que los buques pesqueros no forman parte de la mayoría de los Convenios Internacionales, por lo que no están obligados en aguas internacionales a transmitir su identificación a través de este sistema. De no colaborar y dependiendo de la hora de operación y las condiciones de visibilidad, se obtienen fotografías y videos de cada uno de los barcos seleccionados, gracias a la cámara de uso diurno y nocturno (que registra en el espectro infrarrojo). Esta información junto a todas las comunicaciones que se realizan con los buques son grabadas y almacenadas en un disco rígido extraíble para su posterior descarga y análisis inicial. Una vez en tierra la información es transmitida a los mandos superiores y a las áreas encargadas de su post proceso en procura de un pormenorizado análisis en materia de inteligencia marítima.

Toda la información que se obtiene de la misión es procesada, analizada e informada a la Dirección de Operaciones y al Servicio de Tráfico Marítimo a los fines de determinar responsabilidades administrativas y/o judiciales, como asimismo determinar la dinámica, conductas y procederes de los buques que realizan pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Esta información se encuentra disponible a través del portal web de la Prefectura Naval Argentina siendo de acceso público para toda la sociedad. De encontrarse buques en presunta infracción tanto nacionales como extranjeros, se da intervención a los Organismos que tengan injerencia en la materia. Asimismo, la información debidamente analizada, además de ser utilizada por la PNA para la elaboración de su estrategia de control es suministrada, acorde su interés, a otros organismos del Estado como ser: Cancillería, Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y la Armada Argentina, entre otros.

El Guardacostas "Mantilla" da nombre a la clase a la que pertenecen las naves destinadas al patrullado marítimo (Franco Fafasuli)

Desde el año pasado, se viene trabajando de manera coordinada con la Armada Argentina a fin de garantizar la preservación de los recursos naturales de todos los ciudadanos. En este contexto, se coordinan los patrullajes aéreos y de superficie de ambas fuerzas en lo que respecta al control del límite exterior de la ZEEA, procurando así optimizar el uso eficiente de los recursos y reforzar los canales existentes de comunicación.

 

 

 

Fuente: Infobae

Comentarios